Fish

martes, 26 de junio de 2012

CURACIÓN CON PLANTAS MEDICINALES


La falta de ejercicio, la contaminación, los malos hábitos alimenticios y muchas otras causas dan por resultado que padezcamos diversas enfermedades. ¿ Que mejor que tener a la mano el remedio rápido, seguro y económico para recuperar la salud? 
En este blog le presentamos, de un modo sencillo, los medios curativos que se deben emplear para cada dolencia o padecimiento.
Es una guía practica para el tratamiento de las enfermedades mediante el uso apropiado de una gran variedad de plantas medicinales, que son fáciles de conseguir y que han probado su efectividad a lo largo de muchos años.

Aprenda a cuidar su salud, ahorrar dinero y salvar situaciones de emergencia.



Acedera: La raíz purifica la sangre, tomada en infusión alivia problemas respiratorios como la bronquitis o el asma, es más rica en vitamina A que la zanahoria. Los tallos y las hojas se usan contra enfermedades de la sangre y los nervios.




Ajenjo: Absintio, ajencio, donzell, aentes, romano, hierba santa, artemisa) Planta aromática que se usa en infusiones para aliviar los cálculos biliares, se puede endulzar con miel; no se debe abusar de su consumo. Diurética, antiputrefactivo, febrífuga, tónica y hepática. Es un amargo aromático estomacal y antihelmíntico. El cocimiento de las hojas, tomado en ayunas, expele ascárides o lombrices, incluso la solitaria. Consumido en exceso puede provocar fenómenos tóxicos, como por ejemplo, daño en los ojos; sirve contra picaduras de insectos, pulgas y piojos. Es un poderoso alivio para los dolores musculares,3 artríticos, torceduras, dislocaciones y fracturas, destruye los parásitos intestinales.


Alfalfa: (Medicago sativa) Es semejante a un trébol alto con hojas divididas en tres partes; es tan rica en calcio, que las cenizas de sus hojas son casi el 99% calcio puro. Previene la arterioesclerosis; por su rico contenido en clorofila cura llagas y cicatriza heridas. Por su contenido en manganeso, se ha usado en diabéticos que no responden a la insulina. Contiene vitamina A, niacina, ácido pantoténico, biotina, ácido fólico, 16 aminoácidos, todos los esenciales; rica en minerales y vitaminas, especialmente tiamina y riboflavina, cantidades extraordinarias del complejo B, vitaminas K y C.

Cura úlceras de estómago y duodenales; previene la gastritis, por ello siempre se recomienda su uso regular ya sea en hojas tiernas y frescas, en jugo, en polvo o en germinado. La alfalfa germinada es rica en vitamina E, por lo que se recomienda especialmente a madres lactantes y enfermos. Las sales minerales presentes en alfalfa hace que la sangre se vuelva más alcalina, lo que reduce los estados alérgicos. Limpia la sangre y ayuda a eliminar las acumulaciones de grasa en articulaciones y tejidos musculares.



Albahaca:

(alhabéga, alfábrega, albaka, hierba real, hierba de olor, albahaca de olor) Procede del sur de Asia, Indonesia e India; el aceite contenido de las hojas destruye las bacterias e insectos.
 El zumo de las hojas alivia bronquitis, catarros y problemas digestivos. Con su olor agradable y suave sabor aromático se usa como condimento habitual. Contra flatulencia y gases, es antiespasmódica. Cinco gramos de hojas frescas de albahaca acaban con un fuerte dolor de estómago. La infusión de sus hojas es diurética, estimulante, digestiva y relajante; el zumo de las hojas con miel de abejas alivia la fiebre.

El té de albahaca hace producir más leche en las madres. Como gargarismo combate hongos en garganta y boca. El té frío es bueno para problemas en los ojos, tanto en enjuague como bebida. Cuando hay dolores en el parto, se toma la raíz de4 esta planta y pronto aliviará el dolor y lo acelerará. Un ramito de albahaca en la habitación aleja los insectos. Una cucharadita de hojas secas tomadas en infusión combaten el vómito y el vértigo. Una infusión de hojas frescas y gotas de limón calman los dolores de estómago y espasmos intestinales.
Un puñado de hojas frescas cocidas y aplicadas sobre la cabeza masajeando, elimina la caída del cabello. Las hojas secas trituradas se usan como cataplasma para aliviar párpados, labios y pezones lastimados. La albahaca es el gran regulador del sistema nervioso.


Algarroba: (Hymecana courbarl, garrofero) Se obtiene del árbol algarrobo, se usa para combatir catarros y como laxante. La harina de algarroba reemplaza el chocolate. Es un alimento nutritivo y natural, sin los aditivos químicos que se le incorporan al chocolate.





Altamisa o artemisa: (Artemisa vulgaris) Llamada también la hierba de San Juan. Se usa toda la planta, raíces, hojas y flores. Es estimulante y tónica. Regula la menstruación, quita los dolores del postparto (se toma en infusión o las hojas se
colocan en cataplasma caliente debajo del ombligo) Su usa para afecciones de los nervios, tomando las flores pulverizadas mezcladas con leche caliente. Contraindicada para mujeres embarazadas. En dosis exageradas es peligrosa.






Anís: Originario del Asia Menor. Es somnífero, despierta el apetito, calma inflaciones estomacales, tonifica el corazón, es expectorante, antiséptico, cura el hipo, elimina el mal aliento. Tomado en infusión (30 gramos de semillas por un litro de agua) combate los gases, aumenta la secreción láctea de la mujer y regula las funciones menstruales. Es una planta digestiva y estimulante. En té mejora la memoria y calma la tos.







Borraja: Recomendada para enfermedades de la piel e inflamaciones, bronquitis
 y reumatismo, pues es diurética, expectorante y sudorífica, además
 de un depurativo de la sangre. 
Las hojas de borraja se toman hervidas en agua y sal; son de fácil digestión, laxantes y se recomienda contra los desfallecimientos del corazón. Las flores en infusión alivia los estados febriles.





Cardamomo:

(elettaria cardamomum) Aligera los problemas digestivos; su olor es alcanforado, cálido y penetrante. Se usa para aliviar hemorroides y problemas urinarios.

 
 Se encuentra en el sur de la India, lo que usualmente conocemos son los frutos que les da sabor a las comidas y sirve para aliviar la intolerancia que sufren algunas personas a los glútenes contenidos en los cereales. La semilla de cardamomo contiene: proteína, agua, aceite esencial, carbohidratos y fibra. Regula el metabolismo, ayuda a curar la artritis y es bueno para los diabéticos.





Cidrón o cedrón:(Limpia citriodora) Estimulante, tónico pectoral, calmante usado para persona con alteraciones circulatorias, las hojas molidas calman el dolor de muela. Es relajante nervioso.







Diente de león:
 Es un excepcional desintoxicante, las hojas y la raíz,
 preparadas en ensalada, desintoxican el hígado, la vesícula y el riñón.
 El zumo de las hojas tiene propiedades diuréticas.
 La infusión alivia la acidez y la falta de apetito.





Enebro: Crece silvestre en el norte de Europa. Con sabor dulce, olor fragante y aromático, por ello se quema como sahumerio, se usa como tónico diurético, desinfectante e insecticida.
 No se aconseja tomarlo durante el embarazo. Los emplastos de tallos y hojas cocidas se usan en las articulaciones de los artríticos.




Eneldo: ( Anethum graveolens, aneto, aneldo, ezamillo) Tiene poderes antisépticos, limpia y desinfecta heridas y llagas. 
Eneldo
No abusar de su consumo pues embota la vista y consume el esperma. Baños de vapor quitan los dolores de matriz. Hervido en aceite de oliva y aplicado caliente sobre los forúnculos los hace madurar y quitan el dolor que producen. Es digestivo y estimulante.
 Con olor anisado y fresco y sabor algo dulce, algo amargo; se usa como digestivo, refrescante del aliento, para curar el hipo y el insomnio.



Espino blanco:

(Crateegus monogyna) La infusión de flores se aconseja como antiespasmódico, vasodilatador, normaliza la presión arterial y se recomienda para problemas nerviosos e insomnio, tónico del corazón, sedante.

.



Hierbabuena:

(Menta dativa, sándalo de jardín o huerta, hojas de Santa María, herbabona, herbasana, urmenta) Es un excelente reconstituyente. Se usa como vermífugo para los niños.
 Es estimulante, antiespasmódica, tónica, excelente oxigenador celular, mitiga cólicos. Conforta el estómago, aromatiza y ayuda a la buena digestión. El cocimiento concentrado sirve para expulsar lombrices. 
Los árabes fueron los primeros que vieron en este hierba un poder afrodisíaco, pues estaban convencidos que se usaba para tratar la impotencia y ladisminución de la libido.



Hinojo: (foeniculum vulgare, fenojo, fonoll, fincho, mihilu) Nativo del Mediterraneo y sur de Europa, puede consumirse crudo o cocido. Rico en fibra, vitaminas, proteínas, grasas e hidratos de carbono. Abre el apetito, es estimulante y digestivo. 
La infusión de la raíz desecada del hinojo, tomada tres veces al día, combate las diarreas. No se puede exceder su consumo pues puede provocar aborto. En cataplasma disuelve las obstrucciones de la mamas y las vuelve elásticas. La infusión es vermífuga y hace dormir a los niños. Con las semillas en infusión se eliminan los gases intestinales. El cocimiento de la raíz ayuda a eliminar líquidos y actúa como relajante muscular, es expectorante, por lo que alivia la tos crónica. Se usa para evitar la flatulencia, igual que el anís, eneldo, cilantro, perejil y apio silvestre.




Hipéricon:
Las flores en aceite curan y desinfectan heridas, en especial las quemaduras. Las flores en cocción son tranquilizantes nerviosas, catarros, hemorragias, diarreas, heridas, cólicos, vejiga y asma.





Jengibre:

(Zingiber officianale) Se recomienda contra las nauseas, tos,8 fiebre. Es anticoagulante, reduce el colesterol de la sangre. Aparece mencionado en los libros médicos chinos de hace 2.000 años e incluido en casi todas las prescripciones de medicina oriental. Alivia el dolor, controla la secreción gástrica, reduce la presión de la sangre y estimula la actividad cardiaca. Aperitivo, ayuda a la digestión, cura los espasmos y detiene los vómitos. Agregado a las bebidas constituye un excelente tónico general.




Laurel: (Laurus nobilis, louredo, llorer, gamallo, ereinotza) La hoja se usa en la cocina, regula la menstruación, es digestivo, astringente y tonificante; elimina la flatulencia.

En infusión fortifica los nervios. Agregado al baño elimina el insomnio, reduce el sudor y el olor de los pies. En cataplasma alivia contusiones y dolores reumáticos. Con las hojas se prepara un baño que combate la fatiga.





Malvavisco:
 Conocida desde la Antigüedad, es una planta de la cual se usan las raíces, hojas, flores para tratamientos. 
El jugo es eficaz para los casos de inflamación del intestino –gastritis, úlcera gástrica, colitis, irritación de colon) también en fiebres reumáticas, gota y artritis. El cocimiento de la raíz es expectorante en caso de laringitis y amigdalitis. La raíz machacada se usa en quemaduras y heridas. La infusión de las hojas alivia el estreñimiento y malestares de vejiga.






Manzanilla o camomila:
 Es un desinflamatorio, alivia úlceras gástricas. 
Mejora la conjuntivitis y la rinitis.
Las flores tomadas en infusión alivian los trastornos digestivos y alergias, sedante, antiespasmódica, aclara el cabello.







Mejorana (origanum maioranna, origanum vulgare, oriengano) Digestiva, analgésica, cicatrizante, antiséptica, estimulante y purificadora.
 Calma los nervios, expele la flatulencia y favorece la menstruación, contra el endurecimiento de los senos femeninos se aplican hojas frescas en forma de compresas y contra el reumatismo se usan baños calientes de mejorana.








Muérdago: La infusión de hojas y tallos regula la presión sanguinea; cura úlceras de estómago y ciática; 
también se usa contra varices, el té cura vómitos de sangre, flujos, calambres, convulsiones, asfixia, enfermedades de los nervios.





Menta: (Mentha piperita, herbaboa urmenda, menta verde, mentha virdis) Hierba de verde intenso y aroma resfrescante; es tónica, estimulante y estomacal. 
Se recomienda en debilidad de estómago. Igual que el romero y el alcanflor, se para irritaciones cutáneas y resfriados, dolores de cabeza y dolor de muelas –masticar la hoja- Las hojas en infusión, se emplean contra el insomnio. Los tallos machados son eficaces contra las picaduras de insectos. No se debe consumir durante el embarazi, ni a menores de cinco años.





Nogal: (Juglans regia) El cocimiento tibio de hojas de nogal cura los sabañones, en loción cura las úlceras y en infusión ayuda a nivelar el azucar en la sangre.










Orégano: (Oreganum vulgare, orenga, ourego, oreganoa) En infusión calma las afecciones de las vías respiratorias. En gargarismos cura la laringitis y la amigdalitis. 
Es tónico estomacal, estimulante de la bilis y ayuda a expulsar los gases intestinales. Diurético, digestivo y tónico; se usa como expectorante en catarros, bronquitis y asma; contra la anemia, el reúma y dolores de muela y oído. El olor del orégano ahuyenta a las culebras.


Ortiga: (Urticam urens, urticam dioca, estruga, asun) Hay muchos géneros y variedades, en infusión combate la anemia y las hemorragias nasales; es estimulante de las secreciones estomacales, del páncreas y de la bilis; contrarrestar las urticarias producidas por la ingestión de crustáceos y moluscos –alergias- Lavando la cabeza con la infusión de la raíz hace crecer el cabello. 
Es depurativa, hemostática y ayuda a controlar las hemorragias. Se recomienda en los casos de artritis, asma, lupus, psoriasis, gota y cáncer. La infusión de hojas, aumenta la producción de orina y eliminación de residuos.


Poleo: Sus virtudes son parecidas a las de la menta, es carmitativo y digestivo, se usa para los dolores de estómago.
 A los hipoclorídricos, para excitar la secreción gástrica, se recomienda que durante las comidas, en vez de agua y vino, beban una infusión de poleo con rodajas de limón. No se debe de tomar durante el embarazo.





Primavera: Originaria de Europa y Asia, la raíz es excelente para fluidificar las secreciones bronquiales, con ella se trata la neumonía, el reumatismo y la gota.
 Las flores en infusión son sedantes, diuréticas, con ella se eliminan piedras en las vías urinarias, calman los nervios. No se debe de tomar durante el embarazo.






Romero: (Rosmarinus officianalis, ramani, romer, romanín, erromero) Hierba aromática es estimulante, elimina gases y ayuda a mejorar la circulación sanguínea, aumenta la memoria. Aplicada en forma de vapores quita las jaquecas rebeldes. 
Las llagas y heridas se lavan con infusión de flores de romero y se cubren con una gasa y algodón. El sahumerio del romero sirve contra la tos y el catarro; las flores y hojas en infusión, son útiles para las digestiones difíciles, estrés y depresiones leves. Estimula la circulación sanguínea, previene la caída del cabello.




Ruda: (Ruta graveolens, ruja gravedens, arruda, erruda, culantrillo blanco, salvavidas) Con propiedades antinerviosas y vermífugas.
 En infusión se toma cuando hay supresión o retraso de la menstruación. Como colirio proporciona un alivio rápido a los ojos cansados.







Sábila o áloe: Para curar afecciones hepáticas e intoxicantes, la planta está formada por pencas en cuyo interior se encuentra una sustancia 
amarga llamada acíbar, que se emplea para la preparación de medicinas